viernes, 11 de diciembre de 2009

Zenón de Elea

Zenón de Elea

Defendía las doctrinas de Parmenides de una forma muy singular, adoptando el punto de vista contrario y demostrando que conduce a paradojas sin solución. Por ejemplo, Zenón argumenta contra el movimiento diciendo que si algo se mueve, tiene que moverse o bien en el lugar donde esta o bien en el lugar donde no esta. Dado que lo segundo es imposible, porque ninguna cosa puede estar o ser activada en un lugar donde no esta , una cosa tiene que estar donde esta . Por tanto, las cosas están quieras y el movimiento es una ilusión.

Esa argumentación contra el movimiento encuentra expresión ulterior en las famosas paradojas de la flecha y de Aquiles y la tortuga , Una flecha que parece estar en vuelo en realidad esta quieta por que todo lo que ocupa un espacio igual a si mismo tiene que estar quieto en ese espacio . Dado que una flecha solo pude ocupar un espacio igual así mismo en cada ínstate de su vuelo , la flecha permanece inmóvil.

Análogamente, si el veloz Aquiles concede ventaja a la parsimoniosa tortuga en una carrera entre ambos nunca conseguirá adelantarla. ¿ Por que ? Por la sencilla razón en que Aquiles llegue al punto desde el que partió la tortuga , esta habrá avanzado . Y cuando el haya cubierto esa distancia, la tortuga , estará avanzado . Y cuando el haya cubierto esa distancia la tortuga habrá avanzado, y así ad infinitum . Aristóteles se deleita demostrando estas paradoja en su Física . También esta la anécdota de que cuando Diógenes el Cínico oía decir a alguen que no existe lo que llamamos movimiento, se levantaba y se ponía a andar .

El modo en que murió Zenón , fue heroico y dramático . Participo en un complot para derrocar al tirano Nearco , pero el complot fue descubierto y detuvieron a Zenón , duran el interrogatorio , Zenón dijo que tenia algo que contarle al tirano sobre determinadas personas , pero solo podía decírselo al oído .Cuando Nearco acudió , Zenón al estilo May Tyson , aprisionó con sus dientes la oreja del tirano y nola soltó hasta que lo mataron a puñaladas . ( Demetrio , en su obra Hombres con el mismo nombre , afirma no ataco la oreja sino la nariz )

Tomado de el libro de los filosofos muertos , de Simon Critchley .

1 comentario:

  1. Simplemente, tu blog me encanta, gracias por los correos.

    ResponderEliminar

Dejanos tu correo .